martes, 13 de mayo de 2008

CUENTO 3: "DICE UN AMIGO"

Y después de la clase magistral de Monterroso me toca a mí desbaratar cualquier teoría con el cuento de la semana.

Este va dedicado a todos aquellos que estuvieron en los momentos difíciles, compartiendo cervezas con el Murciélago. Son muchos y no diré sus nombres, pero si lees el relato harás tu propia lista.

Este es un relato gamberro, algo canalla, como a mí me gustan. Sólo espero arrancaros una sonrisa con él. Ahí va un pequeño fragmento, pero ya sabéis que si queréis seguir leyendo tendréis que descargarlo.
¡Tranquilos, sigue siendo gratis!


DICE UN AMIGO

Dice un amigo que tiene un colega que conoció a un tío que se enamoró y acabó muy mal.

Estábamos en la barra de un bar de esos que sólo abre a las tantas, pero que ni siquiera levanta persianas; para entrar tienes que llamar al timbre, o golpear la puerta, y luego esperar a que salga un tío malcarado que te mira de arriba abajo, como para cerciorarse de que pegas con el establecimiento. Era una de esas noches en que uno sale a desgana, de esas en que a uno lo arrastran a un garito como aquel. Y uno va, resignado, encogiéndose de hombros, que no se diga. Diciendo a todo que sí para que hable el compadre y no tener que hablar tú, posponiendo el momento de confesar. Que no, que no te pasa nada. Pero al final sí que te pasa, que tu amigo lo sabe, y cantas, vaya si cantas. Y allí estábamos con media docena de botellines vacíos, el cenicero lleno, arropados por nueve conversaciones simultáneas de las mejores; esas en las que podrías irrumpir en el grupo A, secuestrar al indivíduo A y cambiarlo por el indivíduo Z, del grupo Z, sin que la tertulia se resienta, porque nadie, pero nadie (menos nosotros) escucha a los demás. Como la vida misma.

Y después de cantar yo, mi amigo pide dos más. Anda escucha, me dice. Que te hará bien, me dice, o por lo menos pasamos el rato, macho, tu por tu lado y yo por el mío y luego cada cual a dormir su mona...



DESCARGATE EL RELATO COMPLETO CLICKANDO ESTE ENLACE:

DICE UN AMIGO




Pasaos a visitarme la semana que viene. Porque, como dijeron dos sabios: estaréis mejor aquí... ¡que delinquiendo!
Recordad mi filosofía:

¡UN CUENTO A LA SEMANA!

9 comentarios:

Frau Brujer (relincho de caballo) dijo...

ESTE ES UNO DE ESOS AMGOS QUE CONOCISTE EN ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, NO?...YA ME PARECÍA A MI...
ME GUSTÓ MUCHO!!!
BESITOS Y CACHARRITOS

SERGI ÁLVAREZ dijo...

Gracias Matilda!!!

A ver si nos vemos, que ya me dijeron que hiciste de las tuyas con tus cacharros en la última comida.

Ya escribiré uno sobre cacharros, mientras tanto... esto es lo que hay.

Un beso.

Mario Catulo dijo...

Saludos al murciélago!
aquí estaré leyendo la prosa canalla de este tío que se cuelga boca abajo todas la noches.
Le deseo al blog del murciélago mejor suerte que al sueco :)

Espero que la momia siga en su puesto y que tus relatos no se muevan de aquí.

Saludos catulianos

George Kaplan dijo...

Bueno murciélago, veo que cambiaste el blog, me gusta el dibujo del cartel de presentación, ahora mucho mejor, y como te dije queda muy bien el negro.
Así que seguiré leyendo tus cuentos canallas.

Anónimo dijo...

TIENE TUS MISMOS OJILLOS Y COMILLICOS! J. MUA MUA

SERGI ÁLVAREZ dijo...

Gacias a todos, chicos: MAtilda, MArio, Kaplan y Jess.
¡Seguiremos con el negocio de los cuentos aunque nos cueste la ruina!

Celsa A dijo...

De ojillos nada que Sergi tiene unos ojos grandes azul/verdosos preciosos, aunque se cuelgue por el día boca abajo.

Ánimo y suerte, vas muy bien, siempre he estado muy orgullosa de ti.

Besos

SERGI ÁLVAREZ dijo...

Así me gusta, tía!!
gracias por entrar a leer las canalladas de tu sobrino favorito.
Recuerda decírselo a todos los amigos u conocidos que quieras perder de vista. Jajajaja.

Un beso,

tu sobrino, el murciélago.

珊珊李 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.