sábado, 12 de noviembre de 2011

NO ME LLORES. Parte 3.

Buenos días, amigos del murciélago.

En toda historia se establece una escena donde sucede algo que cambia del todo la vida del protagonista. A partir de ese momento, el camino seguido hasta ahora ya no tiene sentido. El protagonista se ve obligado a tomar decisiones tajantes, y serán esas decisiones las que moverán la trama a partir de entonces, dándole un primer impulso.

Ese momento suele llamarse "detonante" y es imprescindible para empezar nuestra historia, para que vaya cogiendo forma y avance. A partir de entonces, tenemos cierto compromiso con el lector, de manera que debamos dar nuevos impulsos a la trama cuando esta vaya desacelerando, para así llegar al final al ritmo adecuado.

Por poner un ejemplo;dar impulso a una trama es como ir dando patadas a un balón. Cuando el balón comienza a frenar se le da una nueva patada, se va sorteando los problemas a base de fintas y quiebros... hasta que llegamos a la portería contraria y nos vemos en situación de marcar un gol.

Aquí tenéis el capitulo detonante de NO ME LLORES:




NO ME LLORES.
3: EL SILENCIADOR




[...]El incidente con Villegas me había dejado de buen humor a pesar de todo, no podía dejar de pensar en aquel tonto ¿sabes? Así que decidí celebrarlo tomando una par de cañas antes de regresar a casa. Ya sabes cómo va esto, chaval. Cuando las cosas van bien te tomas unas copas para celebrarlo, cuando van mal las tomas para olvidar. Y así un día sí y otro también, y cuando quieres darte cuenta descubres en el espejo a un desconocido con el rostro abotagado y varices en la nariz, que te mira directamente a los ojos con asco y lástima[...]


DESCARGA EL CAPÍTULO COMPLETO AQUÍ





Me despido hasta la semana que vine, con el capítulo 4. La historia se empieza a poner rara, así que no os lo perdáis.
Y si tenéis prisa o curiosidad, podéis comprar CUATRO CRISIS. NO ME LLORES está incluido en el libro.

¡UN CUENTO A LA SEMANA!