miércoles, 19 de noviembre de 2008

RELATO 25: "TIEMPO Y GRAVEDAD"

Buenas noches, amigos y admiradores del murciélago (sí, ya sé que despierto admiración, aunque intento seguir siendo un tipo modesto).

Esta semana me voy a poner algo ñoño, que diría mi amigo "El Ramas". Será porque hace frío, por efecto del otoño y de la caída de las hojas, o quizás porque se han terminado definitivamente mis vacaciones anuales. Ah, el caso es que os propongo este micro-relato, de mi serie "EL SUEÑO EN BREVE".

Breve es el relato, como breve será mi post. Amigos míos, estoy muy cansado y mi legendario ingenio hoy se ha quedado en nada.

Tan sólo quiero dedicar el cuento a Jess, mi pequeña murciélaga, por la conversación que hemos tenido hoy sobre "El Destino", que hacía juego con este relato, e invitarme siempre a bebidas refrescantes.

Y se lo dedico también a todos aquellos que persiguen un sueño, y que deben luchar con el prosaico día a día y con la mediocridad, sin tener la certeza de que la recompensa espera al final del camino.

Por Jess y por vosotros, amigos (y admiradores) del murciélago. Ahí va:



TIEMPO Y GRAVEDAD



“Olvídate, le decían las demás, aquí todas somos iguales. Esto es lo que hay. Olvídate, crece, engorda.

Sólo que tenía que haber algo más. Tenía que haber un fondo, un significado para todo aquello que llevaba dentro. Porque sentía que estaba allí por alguna razón, por alguna causa. Y si lo sentía, debía ser cierto; estaba allí para cumplir con una tarea aún por descubrir, no sólo para crecer y engordar.

Y creció, y engordó, sí, aunque no olvidaba que no era como las demás. No podía evitar escuchar los cuchicheos de las otras. Sus “Mírala, pobrecita”, sus “¿Has visto a esa?” y sus “¿qué se habrá creído?”. Pero el tiempo pasaba y ella no estaba más cerca de descubrir su misión, la razón de su existencia.

Hasta que un día, harta del desprecio y de la compasión de las otras, se dejó caer.

Sobre la cabeza de Sir Isaac Newton".




DESCARGA EL RELATO COMPLETO CLICKANDO AQUÍ:


TIEMPO Y GRAVEDAD




Espero que os haya gustado, a pesar de lo ñoño. Si es así, espero, como siempre, que me hagáis el favor de enviarlo a un amigo. Que la cadena de amantes de los relatos siga haciéndose fuerte.

Ahora voy a sentarme en el sofá de la cueva del murciélago, que obviamente está pegado al techo, para ver un rato la tele al revés.

Volveré pronto con una nueva recomendación de lectura, y por supuesto con lo prometido:

¡UN CUENTO A LA SEMANA!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias, muchas gracias murciélago! Pequeñito pero intenso, por lo menos para mi.

Por mi parte seguiré en mi búsqueda continua, es mi misión, bueno ya lo sabes!

Estás invitado a miles de refrescos hasta que tus alas dejen de revolotear! Jejej!

Como siempre digo en estos días! CUIDATE MUCHO!

Un beso

Jess!

elvayviene dijo...

pues habrá que seguir engordando...
me voy a cenar.

muy bueno!!

Frau Brujer (relincho de caballo) dijo...

que tengo que decir era la manzana que mecía la cuna...
una vez intenté pegarle un bocao y zas!!! en toda la boca!!!
me ha encantado!!!
a ver cuando me dices que te pareció la entrevista que me hicieron y que colgué en el blog!!!

PD yo también quiero que Jess me invite arefrescos pero si puede ser alcohólicos!

Anónimo dijo...

Frau!!! yo te invito a todos los refrescos alcoholicos que mezan la cuna! y a todas la pelis maliiisimas del cine y a un viaje a Cancun y a la loteria de navidad a pan duro a una noche de farándula con Carmen de Mairena... jejejejej! Has visto como te quiero!!!!

besicos chirindronssskiii!!!

Jess