miércoles, 22 de octubre de 2008

RELATO 21: "SENTIDOS COMUNES"

Buenas tardes, amigos del murciélago.

Esta semana no sé si lo que os tengo preparado es un relato cómico, trágico, o todo lo contrario. Supongo que dependerá del ojo con que se mire. De todas formas mi idea es haceros reír y haceros pensar, y si consigo una de las dos cosas ya me doy por satisfecho.

Pero, aprovechando la coyuntura del relato, hoy quiero hablar sobre la “INSPIRACIÓN”, ese mito creativo.

Muchos escritores noveles desean escribir relatos. Pero, ah, no se les ocurre nada. Ellos saben de su talento, pero hay un tapón creativo que les impide mostrarlo al mundo. Yo mismo he sido uno de estos escritores, y en muchos aspectos sigo siéndolo, pero no en este tema en particular.

Mi mayor consejo (para esto y para todo en esta vida) es: “no esperéis sentados”.

La inspiración puede venir en un momento de lucidez, pero normalmente la desencadena algo; un hecho, un comentario, una noticia… No digo que tengáis que volveros locos buscándola, aunque hay un buen montón de técnicas para desatarla (por ejemplo elegir un tema y escribir 10 micro-cuentos sobre él), sólo digo que tenéis que manteneros alerta.

Tarde o temprano algo os llamará la atención. Después vendrá todo eso de construir una trama, y hacerla atractiva, legible, poética, trascendental... ¡SUBLIME!

Bueno, a lo mejor me he pasado con esto último, pero nunca se sabe.

El relato que os regalo hoy, sin ir más lejos, nació de los siguientes puntos:


  • Mi rabia ante la epidemia de “lo políticamente correcto” que ha sufrido Barcelona en los últimos tiempos; el cierre temprano de los bares, el acalorado debate sobre la prohibición de fumar desatado tras la entrada en vigor de la ley anti-tabaco, la sensación de que pronto te obligarán a que te pongas chaqueta y corbata para agradar a la marea de turistas que invaden las calles del centro...
  • Una anécdota sobre aviones que me contó mi amiguete Damián (gracias Damián, siento habértela robado, pero ya sabes que delante de mí no deberías decir según qué cosas)

A estos impulsos que, de repente, inspiran un relato, yo les he bautizado con el nombre de MUSOS, por ser los escondites donde encontraréis a LAS MUSAS.

Sí, es un nombre estúpido, lo reconozco. Pero es que estáis leyendo las palabras de un Murciélago que se las da de escritor. No le pidáis peras al olmo, chicos.

La cuestión es que ahí lo tenemos; un relato.

Puede que luego, el cuento no tenga prácticamente nada que ver con los puntos que lo hayan inspirado, sino con otros objetivos marcados en el proceso de escritura, pero lo que cuenta es que estamos escribiendo. Y eso es lo que queríamos ¿no?

Está bien, no me enrollo más. Os dejo con una pequeña muestra de:


SENTIDOS COMUNES


"No conozco a nadie al que le gusten los lunes. Yo los odio. Los lunes no deberían existir; al igual que las guerras, los rastafaris blancos, o el puré de patata de sobre. Todos seríamos más felices sin los lunes, aunque siempre hay quién duerme más tranquilo sabiendo que están ahí. Y es que en esta vida lo único que no falla es que al fin de semana le sigue el lunes, y eso proporciona cierta seguridad y, porqué no admitirlo, la dosis exacta y necesaria de sentido común que el cuerpo necesita para sobrevivir otra semana. Y sin embargo esto no es del todo cierto. La historia que voy a contar, por ejemplo, ocurrió un lunes [...]"


DESCARGA EL RELATO COMPLETO CLICKANDO AQUÍ

SENTIDOS COMUNES


Y ahí queda eso. Gracias a esos visitantes que están haciendo rodar mis relatos por la web. sin duda es por ellos que las visitas de este Blog se han doblado.
Para los nuevos, sólo decir, que si os ha gustado el cuento, os pido que lo enviéis a un amigo. esta es la norma de la casa (al menos en lo que amí respecta, luego depende de vosotros, claro).

Ahora os dejo a lo vuestro. Tengo la cueva sin barrer, los platos sin fregar y la cena sin hacer; y uno es un murciélago pero no un cerdo.
Ah, y volved por aquí esta semana, que por fin estrenaremos la sección de "artistas invitados", que se llamará: EL TENDEDERO (gracias por el nombre, Albertito).

Aqui os esperaré con:
¡UN CUENTO A LA SEMANA!

7 comentarios:

CioN dijo...

en mi caso la inspiración viene cuando quiere. no creo que tenga control sobre ella sinceramente... jaja

personalmente recomiendo pensar las cosas por la noche al acostarse. a mi me cuesta mucho dormirme 1-2 horas, y ahi se me ocurre de todo (quizas por tanta actividad no consiga dormirme, en fin)

y si no se ocurre nada lo mejor es relajarse, pensar en otras cosas y salir un rato para ver si como dices tu algo desencadena la creatvidad que llevas dentro

Andrés Schmucke dijo...

Hola, pasaba por aquí para echarle un vistazo a los nominados a los premios de 20 minutos. Aunque no estamos participando en el mismo renglón vine a pedir vuestra colaboración, solo pido un voto que no enriquece ni empobrece a nadie, claro que pido ese voto siempre y cuando te haya gustado lo que viste al pasar por mi espacio. Si no te gusto lo que viste pues no votes por mí.

Tremendo blog, un saludo desde Venezuela.

Andrés Schmucke.

SERGI ÁLVAREZ dijo...

Ah, la inspiración es caprichosa, Cion. uno va dando tumbos ante el teclado hasta que, de repente, todo encaja.

Gracias Andrés, me pasaré por tu blog y le echaré un ojo en cuanto tenga un rato.

Un abrazo a los dos.

RED FISH dijo...

Sergi, vengo desde el concurso 20blogs, atraído por cierta similaritud entre tu blog y el mío, y me encuentro con que este andrés schmucke anda posteando identicos comentarios en varios blogs (en el mio dejo el mismo).
En fin, todavia no pude ler tu relato, pero estoy de acuerdo con tu reflexión sobre el momento de inspiración. Yo lo llamo estado de sensibilidad alerta. Alerta para captar sucesos disparadores.
Saludos desde buenos aires.
RF

SERGI ÁLVAREZ dijo...

Sí, bueno, RedFish. Estoy un poco harto del concurso de marras. Ya sé que ni de coña gano y además me da igual. PEro prefiero que, si alguien se mete por aquí sea para leer algun relatito.

De todas formas, agradezco cualquier comentario.

Un abrazo.

El Maestro Pelínkano dijo...

Bueno, pues yo he entrado, los he leido todos, y además te he votado. ¿Le parece bien, Sr. Murcielago? ;)
Genial el cuento y la reflexion final, y muy buena y sutil la critica colada al cine americano, aunque te la recordaré cuando vayamos a ver Watchmen

盧廣仲vicent dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.