martes, 3 de junio de 2008

RELATO 5: "TERRORISTA NO, CUENTISTA". PARTE II.

Buenas tardes, amigos del murciélago.

Estoy aquí de nuevo para continuar con mi aterradora historia. Sí, he sobrevivido una semana más. Eso sí, de puro miedo he engordado cuatro quilos (hay gente que adelgaza, pero a mi me pasa al revés) y me sudan tanto las manos que tengo que comer con guantes para que no se me resbalen los cubiertos.

Sí, amigos. Bin Laden lee mis cuentos canallas.

Pero no os preocupeis, que el murciélago seguirá dando la nota mientras le dejen.

Para los que ya siguen mi relato folletinesco haré un breve resumen. Esto es algo que siempre me ha hecho mucha ilusión decir:

EN EL CAPÍTULO ANTERIOR...

Sergi Álvarez es un escritor de pacotilla que decide crear un Blog para colgar sus relatos y darse a conocer en el mundillo literario. Los problemas empiezan cuando recibe varios mensajes de apoyo de un tal "B.L" que resulta ser un famoso terrorista internacional. Es entonces cuando la "C.I.A" se pone en contacto con Sergi, para que ayude a capturar a tan siniestro personaje...


Y ahora un pequeño extracto del segundo capítulo. Ahí va:


TERRORISTA NO, CUENTISTA. PARTE II.

"...Ya en la calle, el día, que había sido soleado, con pequeñas nubes como algodones sobre un fondo azul marino, se había vuelto ahora mucho más deprimente. Las nubes de algodón se habían convertido en un espeso nubarrón que amenazaba con dejar caer la tormenta del siglo, y yo no llevaba paraguas. Entré en un bar para comprar tabaco en la máquina. Pensé en sentarme y serenarme con un sol y sombra, pero al buscar una mesa libre me percaté de que había un hombre tras un periódico. Me lo quedé mirando un instante, el periódico bajó unos centímetros tan sólo, lo justo para que aparecieran unos ojillos alertas que, al verse descubiertos, volvieron a desaparecer tras la sección de deportes.

“Creemos que va por usted”, “vamos a ponerle vigilancia”.

No podía quitarme esas palabras de la cabeza. Sentí un escalofrío y decidí salir del bar cagando leches...".


DESCARGA EL RELATO COMPLETO CLICKANDO ESTE ENLACE:

TERRORISTA NO, CUENTISTA. PARTE 2.


Nada más de momento. Espero que esteis dando a conocer mi historia. Es necesario que la verdad se conozca. Así que os pido que una vez hayáis leído este episodio, se lo enviéis a un amigo para que pueda ver la luz.

Por supuesto, la semana que viene colgaré el tercer y último capítulo de esta emocionante y terrorífica aventura. No desesperéis hasta entonces, amigos del murciélago.

Estaré por aquí, revoloteando a vuestro alrededor.
Pasaos a visitarme de nuevo cuando os entre el mono, aunque sea para insultarme.

Como siempre os regalaré...

¡UN CUENTO A LA SEMANA!

7 comentarios:

El Maestro Pelínkano dijo...

Bueno, esta semana te lo has currado con la puntualidad, será el aire de montaña que te pone las pilas (y los calcetines chorreando :p). Esto de tener que esperar no mola por eso, eh!! Que me recuerda a los episodios de Danger Mouse, que cuando empezaba la acción te lo cortaban.
Bueno, solo me queda esperar o emborracharte para que me cuentes el final.

Pinzas Rosas dijo...

VUELVO A REPETIR! VENDO EL FINAL A PRECIO DE PETROLIOOO! JAJAJA!!! SE QUE ME REPITO PERO POR INSITIR QUE NO DIGAN JEJEJ!

J.

PD: tienes mis calcetineeeeesssss!!!!

Cruce de Cables dijo...

Manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra.
Una sola palabra basta para destruir la dicha de los hombres.
US

José Andrés

el nieto del cartero dijo...

que bueno!
mola el pasaje de las nubes cuando sale de casa, ambiente...
al final entre tanta publicidad subliminal o te llama una productora pa currar o viene letona y te secuestra!!

B.L dijo...

Te la estás jugando y voy a ir a por ti.

B.L dijo...

Si kereis leche yo os voy a dar leche. Os lo aseguro.

SERGI ÁLVAREZ dijo...

Diosssss!
¿no me libraré de tí, B.L?

Por alá.