martes, 17 de febrero de 2009

RELATO 38: "ASPIRINAS"

Buenos días, amigos del murciélago.

Antes de empezar con el tema de hoy, quisiera analizar los datos de la encuesta de este BLOG. Podéis ver los resultados a la derecha.

Votaron 23 lectores: 16 declaran que sí, comprarían un libro autoeditado por el murciélago rojo, 2 dijeron que lo harían si costara menos de 10 euros, y 5 juraron que no lo comprarían ni locos. Hay una conclusión lógica: ME VOY A FORRAR si decido editarlo.

En fin, muchas gracias a los que se han dignado a participar (sí, incluso a esos 5 mamones).

Y dicho esto, vamos al lío:

Ah, LA CULPA, LA CULPA. Que tema ¿verdad? ¿A que no habíais pensado que hubiera tanta culpa en todo lo que nos rodea? Si te fijas bien, en todo volcamos un poco de culpa, a cualquiera se le puede considerar culpable.
Culpa y sexo manejan nuestra vida, amigos míos. Freud estaría contento con esta afirmación, aunque el murciélago sienta aversión por el psicoanálisis.

El relato de hoy habla sobre ello.

¿Cuántas veces actuamos correctamente, siguiendo los estímulos de nuestra moral, nuestros principios… y luego nos sentimos como idiotas por ello? ¿Hay recompensa por actuar bien?

En mi opinión no es cuestión de buscar la recompensa a los buenos actos (a menos que seas budista y esperes reencarnarte), sino de tratar de vivir orgulloso de ser uno mismo.
Ah, pero eso no impide que de vez en cuando metas la pata, o que en vez de premio obtengas castigo. Aunque de alguna forma creo en el Karma (al estilo de Earl Hickey), también creo que la recompensa, la única válida, es poder dormir por las noches a pierna suelta, sin que la culpa se cebe en tí.

Si sientes que eres un pringado es que vas por buen camino. Significa, que te has portado, aunque el mundo no te haya correspondido.

En fin, ahí va el cuento.



ASPIRINAS



"Era una mujer de bandera la que se le había insinuado en la oficina. Pero él llevaba diez años de feliz matrimonio y rechazó la oferta sin que le temblara la voz.
Luego, en el lecho, quiso demostrarle a su señora sus sentimientos con un arrumaco.
-Me duele la cabeza- le avisó ella.
Y él se pasó la noche en vela, mirando fijamente el techo".





DESCARGA EL RELATO EN PDF:


ASPIRINAS





Espero que os haya gustado. Si es así, enviádselo a vuestros amigos. Recordad que quiero vivir del cuento.

Os espero muy pronto, con…

¡UN CUENTO A LA SEMANA!

4 comentarios:

Magah dijo...

Tal vez debieras cambiar tu idea sobre la aversión al psicoanálisis.
Pero bueno, si eso no te da culpa...

Ella sentiria mas culpa que dolor de cabeza de haberse enterado de la fidelidad de su marido.

Persis dijo...

¡Hola, Sergio! Leí el cuento varias veces y me doy cuenta de que hay un punto en que el sistema de comunicación falla (al menos conmigo): Es el lenguaje (no te olvides que soy argentina). ¿qué debo entender por "mujer de bandera"? ¿Por qué hablás de "culpa" en este relato?
Es una situación tragicómica, según desde el punto de vista del que se lo mire, además da para escribir una historia más larga y compleja, es interesante, pero no veo lo que yo entiendo por culpa.
¿O es una historia para crear culpa en las mujeres que se sienten identificadas? ¡Ah... ya veo...!
De todos modos, tranquilamente podés esperar a vivir del cuento (yo compraría tu libro).
¡Saludos!

GAB dijo...

Me pasa lo mismo que Persis, no te olvides que soy mexicano!! jaja, vale de todas maneras, por el contexto creo entender que te refieres a una mujer de 10 para exhibir como un trofeo o una "bandera", o por lo menos una mujer almodovariana... en fin. Das en un punto en el que el vacio se abre o la pared se levanta, un tema puramente bergmansiano, aqui si entiendo te refieres a que el hombre evade la mayor tentacion que es la aventura extramarital, para acompasarse en el matrimonio, pero un matrimonio de años no se conecta por el sexo sino por el compañerismo de ahi que ella no siga el gesto afectuoso del compañero y sin embargo queda la espina por lo que se dejo pasar....

saludos mexicanos

SERGI ÁLVAREZ dijo...

MAGAH: Ah, mi querida amiga. Argentinos y psicoanálisis son dos palabras tan ligadas como argentinos y tango. No me hagas caso, solo bromeo. Gracias por seguir entrando.

PERSIS y GAB: Hola, amigos. "mujer de bandera" quiere decir, efectivamente, "tía buena", "mujer cañón", etc, etc... es decir, una mujer muy sexy.
Con las expresiones locales no puedo hacer nada, amigos míos. Ya me lo comentó GAB en otro relato.
Veréis, vosotros preguntad sin miedo, que yo contestaré tranquilamente. Si utilizamos un español completamente neutro e internacional en nuestros trabajos creo que se perdería esa pátina social y entrañable de cada lugar.
S
Sin querer compararme con los maestros, me pasaba al principio de leer a Rulfo o a Cortázar. Muchas cosas no las comprendía. Luego fui asimilando términos a medida que el contexto me revelaba su significado... Y que riqueza transmitían esas extrañas palabras que no existen en mi tierra.

En cuanto a la explicación de la culpa... No, Persis, no pretendo crear culpa en ninguna mujer. Je. La culpa viene del pobre hombre que perdió una buena oportunidad haciendo lo correcto. creo que Gab, al ser hombre, sí lo pilló. Ups, pero no quería explicarlo, porque para mí es el lector el que le da verdadero sentido a un cuento. Así que, en realidad tu explicación vale tanto o más que la mía.

Gracias por unirte a esos que comprarían el libro.

UN ABRAZO A TODOS!