miércoles, 17 de septiembre de 2008

RELATO 17: "EL PUEBLO CONTRA HOWARD HENDERSON"

Buenos días, amigos del murciélago.

De nuevo tarde, por causas ajenas a mi voluntad. Un virus ha infectado mi maquinita. La víctima me avisa que la infección proviene de Troya. Yo que pensaba que aquella guerra ya terminó, y resulta que el dichoso caballo de madera no sólo transportaba dentro a Aquiles, Ulises y a sus guerreros, sino que el bueno de Homero inspiró la guerra bacteriológica.

Entiendo (y condeno) los intereses que mueven las guerras reales, pero ¿las informáticas?

¿Quién se pone a perder el tiempo creando un virus informático que jode a los usuarios? ¿Es que se aburren, o somos “daños colaterales” en un conflicto que no entendemos? ¿No será que los crean virus son los mismos que nos venden el antivirus?

En fin, el caso es que el murciélago sigue aquí a pesar de la infección.

El relato de hoy es un homenaje al cine. En concreto al género del drama judicial, que me fascina. Esos jueces con mal genio, esos fiscales furiosos, esos abogados socarrones, americanos todos. Esa batalla dialéctica, porque lo que se juzga no es el delito, sino la oratoria, el sofismo declarado en la sala. Y ese jurado, twelve angry men, en una habitación sin aire acondicionado, discutiendo sobre dudas razonables.
Esa ironía suprema: “La justicia es ciega”, dicen. Pero a veces también es sorda, muda, y en vez de manos usa garfios.

La idea era conseguir un relato que estuviera basado casi por completo en el diálogo. Que, a través de dicho diálogo, el lector se hiciera una idea de lo que ocurre en la sala, que se dibujen imágenes en su cabeza, imágenes, iconos que hemos visto tantas y tantas veces en el cine. Así pues me propuse jugar con los tópicos con toda la mala leche de la que dispongo, que no es poca.


He aquí mi tributo a “Veredicto final”, “Testigo de cargo”, “Anatomía de un asesinato”, “Doce hombres sin piedad”, etc, etc… Os dejo una pequeña muestra:


EL PUEBLO CONTRA HOWARD HENDERSON


"Lo que viene a continuación es una crónica del juicio del “estrangulador de Louisville”. Preside el honorable Patrick Thompson. Arthur J. O´Donnel por la acusación y Frederic Loser por la defensa. Todos los parlamentos han sido extraídos literalmente del acta del juicio para proporcionar al lector la información más fidedigna. Un servidor procurará ser lo más objetivo posible a pesar de las aberraciones cometidas por el acusado.

Para evitar detalles tediosos empezaré por la brillante exposición del caso hecha por el fiscal, el señor O´Donnel:

-Señoría, caballeros… Doce cadáveres. Doce inocentes mujeres asesinadas, estranguladas hasta la asfixia- aquí mira directamente al jurado, dando énfasis a sus palabras-. Asfixia que les produjo la muerte, si me permiten el detalle, al faltarles el aire que respiraban durante un periodo prolongado de tiempo.

En la sala se escucha un indignado murmullo general..."



DESCARGA EL RELATO COMPLETO CLICKANDO AQUÍ:

EL PUEBLO CONTRA HOWARD HENDERSON



Espero que lo hayáis pasado bien con la lectura. Este es mi pequeño regalo para todos aquellos que han vuelto, prezosos, de las vacaciones veraniegas. Ah, pero tiene un precio (como todo en esta vida); por favor, enviadlo a vuestros amigos (NO OS PREOCUPÉIS, MIS RELATOS ESTÁN TOTALMENTE DESINFECTADOS), que se pasen por aquí de vez en cuando, a ver si conseguimos crear una cadena de lectores.

Y por hoy ya está bien. Este murciélago seguirá luchando contra las invasiones troyanas, haciendo justicia con el humor… y si es negro, mejor.

Os espero pronto con...

¡UN CUENTO A LA SEMANA!

1 comentario:

珊珊李 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.